¿Donde están los ladrones?

¿DONDE ESTÁN LOS LADRONES?

¿Y donde su sinagoga?

Por A.  P. Adans y Mario Rodríguez Bernier

 

Los Israelitas, en los tiempos de Jesús, tenían una buena cantidad de grupos u organizaciones religiosas entre las que se encontraban los fariseos, saduceos, esenios, nazarenos, galileos, herodianos, etc. Estos estaban basados en la ley  de Moisés,  los profetas,  los salmos como base de sus enseñanzas. En los tiempos de Cristo, ellos se tomaron la atribución  de  interpretar la ley y los profetas, y  reinterpretaron las enseñanzas de esas escrituras, de tal manera y de tal forma que la gente no podía ver la verdad, sino que veían todo  a través de las enseñanzas de estos grupos religiosos. Sus enseñanzas pusieron escalas sobre los ojos de la gente que evitaban que estos pudieran ver la verdad, fueron las palabras y los conceptos redefinidos por estos grupos religiosos los pervirtieron al verdadero conocimiento de Dios y su voluntad para con ellos.

Es a estos grupos religiosos que Jesús les dice: que él había venido a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados (Juan 9:39), cumpliendo su afirmación de descubrir la verdad delante de sus elegidos les dice del sistema religioso de su época:

Vosotros sois de vuestro padre el diablo,  y los deseos de vuestro padre queréis hacer.  El ha sido homicida desde el principio,  y no ha permanecido en la verdad,  porque no hay verdad en él.  Cuando habla mentira,  de suyo habla;  porque es mentiroso,  y padre de mentira. (Juan 8:44) 

Estos grupos habían trastornado el verdadero conocimiento de Dios y sus propósitos para con los hombres además de haber usurpado su representación. El los trata con palabras duras: El los acusa de  de actuar en nombre del diablo y no en el nombre de Dios, el les dice ustedes no han guardado la verdad porque al que siguen y que les inspira sus interpretaciones no tiene la verdad. Ustedes proceden de acuerdo a su padre, el diablo (griego: calumniador). Ustedes siguen sus mentiras y cumplen sus intereses. Mas adelante el les dice:

El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. (Juan 10:10)

Es a estos grupos religiosos  a los que se refiere como ladrones que vienen a hurtar, matar y destruir la vida de aquellos, sus seguidores. Cristo por eso dice “yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”.

Antes les ha dicho:

 Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas. (Juan 10:8) 

Si analizamos el escenario de la iglesia actual la historia se ha vuelto a repetir. La iglesia se ha vuelto una cueva de ladrones. Grupos religiosos que  ha hecho lo mismo, miles de tradiciones y enseñanzas de hombres evitan que miles de personas puedan ver la verdad y han sido sus vidas esclavizadas del temor y de ritos basado en mandamiento de hombres. Cada grupo religioso interpreta palabras, frases o los libros de la Biblia, de cierta manera atrae a muchos discípulos  que forman iglesias, crean instituciones para perpetuar eso que enseñan: institutos bíblicos, estudios en la escuela del domingo, casas editoriales que en su estructura publican solamente los libros que permanecen dentro de ese sistema, emisoras de radio con programas amoldados, canales de televisión etc.  Y han creado toda una parafernalia de métodos, sistemas y programas de hombre imitando y suplantando las formas de Dios.

Estas tradiciones religiosas hacen las mismas cosas a los cristianos modernos que hicieron a la nación  judía hace 2000 años. El pueblo no podía reconocer al Mesías. Cuando Jesús enseñó su mensaje estos grupos, lo instigaron llevándolo ha la cruz. Estos grupos religiosos eran  asesinos. En ese mismo espíritu la tradición católica mato a miles de personas, le llamaron santa Inquisición. De igual modo la inquisición protestante a través de Calvino asesino a Miguel Servet.  Muchos líderes cristianos hacen la supuesta obra de Dios sin importar a quién pisotean, hasta el punto de matar por la obra, creyendo que están haciendo la obra de Dios (Juan 16:2) pero en un espíritu carnal y diabólico, desconociendo la verdadera voluntad de Dios, haciendo la suya propia suplantando el liderazgo del Espíritu y actuando bajo intereses económicos que esconden con una cortina de humo de la supuesta evangelización. Ellos dicen tomamos el mundo con el evangelio de Cristo y requerimos dinero para su financiación pero en realidad lo que mueve a estos grupos es un motivo mercantilista, quieren llenarse sus bolsillos de dinero, mucho dinero, aunque ellos hablan de Dios y lo que dicen suena bien en realidad lo hacen inspirados en intereses carnales, diabólicos; aunque digan cosas que están conforme a las escrituras sus motivos mediante los cuales se mueven son alejados de la voluntad divina y solo hay un fino hilo que distingue la verdad de la mentira.

La iglesia carnal está llena de compra y venta que  el libro de apocalipsis describe como una prostituta o ramera. El acto sexual es un acto de profunda e íntima comunión entre el marido y la mujer. Son imágenes de la comunión que debemos tener con Dios. Una prostituta es alguien que tiene este acto, y lo utiliza en un camino totalmente equivocado - fuera del matrimonio - para hacer dinero. De diferentes maneras a través de la historia, la iglesia ha hecho exactamente lo mismo. Ha tomado las cosas de Dios, y los ha vendido por dinero. En otros tiempos, los sacerdotes ofrecieron el perdón de los pecados a cambio de dinero. La iglesia se hizo increíblemente rica a través de los servicios que ofrece y los impuestos que exigía. En los tiempos modernos, evangelistas y predicadores evangélicos ofrecerán sus dones para la sanidad por dinero. "Lleva el diezmo a la iglesia y serás libre de todo tipo de maldición hasta podrás hacer que tu “suegra se vaya bien lejos”. Me encanta tu ofrenda para la obra de Dios, y voy a orar para que Dios te sane". Unos movimientos afirman: Cuanta fe tienes es proporcional a cuanto dinero tienes. En nuestros países latinoamericanos muchos 'pastores' se han hecho ricos y conseguido mucho dinero y esto nunca lo hubieran conseguido teniendo un trabajo normal, claro que ellos le llaman a este enriquecimiento ilícito la bendición de Dios. Cuando cualquier persona, de forma abierta o en una manera más oculta, utiliza las cosas de Dios para construir su propia posición, su reputación o aumentar el saldo bancario, ¿que es, a los ojos de Dios?, una prostituta, una ramera. Mediante la manipulación de las escrituras los líderes de la iglesia actual se han enriquecido, despojando a la gente del dinero a través de la enseñanza de doctrinas mediante los cuales terminan despojando a sus seguidores. Todo esto solo tiene un nombre: Robo, hurto, si señores, el diablo es ladrón.

 

Los cristianos en general asocian a Satanás con todo el mal del mundo y graves pecados de la carne. Esto, sin embargo, es un error de grandes proporciones. Ya que por lo que se ve escrito en las escrituras,  Satanás, el diablo tiene que ver es con la religión, con las cosas espirituales y celestiales. Suplantando la obra de Dios. En cada pasaje se ve su labor de obstaculizar al pueblo del Señor en su cumplimiento de la voluntad de Dios, persiguiéndolos por causa del testimonio; acusándolos ante Dios; engañándolos y transformándose en un ángel de luz.  

 

Satanás trabaja a través de la mente carnal, pero el reino espiritual y los asuntos de Dios es su zona de combate y las cosas del cielo son su preocupación. Satanás no es una criatura fea, que aviva las brasas en las profundidades del infierno. ¡Oh, no! ¡Satanás es religioso!  ¡Satanás tiene una organización! ¡Satanás tiene una sinagoga! ¡Satanás tiene un púlpito! ¡Satanás tiene una iglesia!  ¡Satanás tiene seguidores! La iglesia de Satanás no es la que tanto se habla con extraños rituales y sacrificios a la medianoche bajo la luna llena. Esto puede parecer extraño a algunos que leen estas líneas, pero al examinar las escrituras a la luz que de la obra del Espíritu se ve claramente la verdad de ella. No lo vemos en la brutalidad de la guerra, en la desoladora hambruna, en el estupor de la cantina, o en la sensualidad de la casa de la mujer ramera, en la escena de un crimen cobarde, o en medio de cualquier otro de los males oscuros de la humanidad. ¡Oh, no!

 

Nos reunimos por primera  ves con  Satanás en el jardín del Edén, (Gén. 3:1). La próxima vez que lo vemos el está de pie en contra de Israel, provocando a David para desobedecer a Dios por el censo de Israel (1 Crón. 21:1-2). Se trata de un acto  religioso, la mente carnal buscando consuelo en los números en lugar de confiar en el Señor. La tercera vez que lo encontramos, Satanás está en presencia de todos los hijos de Dios, que se presentan ante el Señor, presentándose también él (Job 1:6-7). Luego se convirtió en el instrumento de prueba para el justo Job, aunque las pruebas fueron iniciadas por el Señor no por Satanás. En los Salmos Satanás es un agente de Dios para el juicio (Sal. 109:6-7). La última vez que nos encontramos a Satanás en el Antiguo Testamento está de pie junto a Josué (Jesús) el sumo sacerdote, le resiste en su intercesión por Israel (Zacarías 3:1-2). Y eso es todo lo que leemos acerca de Satanás en el Antiguo Testamento Interesante, ¿no?

 

En el Nuevo Testamento aparece por primera vez con Cristo en el desierto, citando las Escrituras, predicando su doctrina, tal como lo hizo con Eva en el huerto (Mateo 4:1-11). Más adelante, él es el instrumento de Dios para la destrucción de la carne y la carnalidad de los creyentes que andan según la carne (1Cor. 5:5; 2Cor. 12:7). Él mismo se transforma en un ángel de luz (iluminación espiritual) (2Cor. 11:14). Por último, aparece con un ejército de ángeles fuerte y poderoso en el cielo como el acusador de los hermanos del Señor (Apocalipsis 12:3-9).

 

Satanás no está en ninguna parte en las Escrituras relacionado con la pornografía, la desviación sexual, la promiscuidad, o cualquier otro pecado oscuro de la carne. Satanás es siempre religioso. Oh, sí, él es un asesino y un mentiroso, pero estas actividades se encuentran relacionadas en el reino de lo religioso. Caín, en la Escritura dice, era del maligno cuando mató a su hermano Abel (1Juan 3:12). Pero ya ves, que el asesinato no se cometió primero como resultado de un altercado en un bar por una mujer  se trataba de la aceptación de Dios o el rechazo de un sacrificio. Fue un asesinato religioso. Y la primera mentira de Satanás no era que él estaba "trabajando hasta tarde en la oficina" cuando en realidad él estaba fuera con otra mujer, su mentira era esto ", dijo Gén 3:5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. Es una mentira (con un 99% de verdad), un engaño espiritual. Satanás miente sobre Dios. Miente acerca de la verdad. Miente acerca de usted. Él está con usted en referencia a las cosas del cielo, él destruye la fe, mata el amor, la esperanza, impugna la verdad, aplasta la obediencia y destruye todo lo que es santo y verdadero en Cristo Jesús.

 

El drama de Adán y Eva en el Jardín es de suma importancia porque explica la verdadera naturaleza de nuestra vida aquí en la tierra. Es el retrato de nosotros mismos, siendo tentados por Satanás y convirtiéndonos en sus cómplices. Si bien es cierto que Satanás propuso la desobediencia también es cierto que Eva maquinó primero en su corazón. Ella vio que aquello era bueno. Ellos concertaron con Satanás y se hicieron sus aliados y se pusieron de su parte. Ellos no confiaron en Dios y se complacieron en la mentira. Es el ser humano queriendo ser igual a Dios pero con sus propios métodos, sus propios protocolos y sistemas. Cuando usted entienda completamente la enseñanza del jardín del Edén comprenderá la naturaleza de Dios, la naturaleza del hombre y la naturaleza de Satanás. Esta parábola se coloca al comienzo de la historia humana y en las primeras escenas de registro divino de Dios porque es el fundamento de toda la comprensión, el plano de la experiencia del hombre en la tierra y su destino en Dios.

 

Adán y Eva en el Jardín representan al conjunto de la humanidad. Ellos representan a todo hombre y a toda mujer que ha vivido o vivirá. ¿Qué pasó? con ellos, lo que nos sucede a nosotros. Su experiencia es nuestra experiencia. Una pareja corruptible colapsando ante la tentación. Su destino es nuestro destino. Que el poderoso espíritu de sabiduría y de revelación de Dios ilumine los ojos de vuestro entendimiento, para que muchos vean y sepan la verdad que lo que sucedía a Adán en el Jardín habla de las realidades espirituales, es de nosotros de los cuales habla el jardín, es a que nos enfrentamos, destinado, dirigido, acusado, expulsado, dado instrucciones, y redimido. El mismo Dios es el que bendice y maldice. Es nuestra pre-historia. Es el inicio, la inocencia, las pruebas, la culpa, la redención, y la perfección de cada uno de nosotros. ¿Qué pasó con Adán? es lo que nos está pasando aquí. Adán y Eva representan lo que el hombre es, cómo el hombre es.

 

Se podría pensar que Adán habría tenido que dejar el jardín y salir a las tinieblas exteriores a fin de encontrar a Satanás. Pero no. Satanás estaba en el jardín de Dios. ¿Qué hacia la serpiente cuando se reunió con él la víspera de ese fatídico día hace tanto tiempo? Eva no se encontró con la serpiente en un bar  para emborracharse. Ella no cumplió con la serpiente en un estriptis o invitándola a ser una bailarina y desnudarse ante él. No fue en forma de un suave hablar que Satanás se apareció. Él no vino del mundo criminal con su  banda de ladrones de bancos, gamberros, estafadores, o traficantes de drogas. Eva no fue tentado ese día para discutir, fumar, ir de parranda, mentir, engañar o robar. Oh no,  Los pecados de la carne no fueron de ninguna manera involucrados en la actividad de Satanás, el pecado del hombre, o su caída. ¿Cuál era entonces, que hiso Satanás? Él estaba predicando. La primera aparición de la serpiente antigua, fue en una reunión religiosa. La discusión no era el vino, las mujeres, y el canto, la discusión era sobre la Palabra de Dios. Era de cosas espirituales. El tema, de hecho, fue "¿Dios os ha dicho?" la serpiente siseó. "Dios sabe que en el día que comáis tus ojos se abrirán, y seréis como dioses. "Y seréis como él”

 

Más adelante nos encontramos con Satanás en el libro de Job No está en la atmósfera llena de humo de los bajos fondos, no. Por el contrario, leemos: Job 1:6 Un día vinieron a presentarse delante de יהוה los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás... Satanás estaba entre los hijos de Dios en la presencia del Señor. Aquí Satanás se apareció, no en las tierras bajas de la carne, sino en un ámbito de alta espiritualidad.

 

Pero lo que Satanás contra Job forjo fue instigado y ordenado por el Señor, que cuidadosamente marcó los límites de la actividad del adversario. Job era un santo, nada menos que Dios mismo ha dado testimonio de que Job era un hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal. Dios había bendecido a este hombre con una gran riqueza y una gran familia. Tuvo siete hijos y tres hijas. Era dueño de siete mil ovejas, tres mil camellos, quinientas yuntas de bueyes, quinientas asnas. Su casa era muy grande con muchos jornaleros, Lo que queremos señalar es que, aunque Job era rico en las cosas temporales, rico en las cosas espirituales, y proclamado perfecto por el mismo Señor, pero él no había sido "probado por el fuego" como todo hijo de Dios debe serlo. Era igual que Adán y Eva en el jardín. Caminó con Dios en el espíritu, pero su fidelidad no había sido probada.

 

En medio de la terrible experiencia de Job su aflicción y su sufrimiento Job exclamó; Job 23:10 Mas él conoce mi camino: Me probará, y saldré como oro. Nunca puedo dejar de ser sorprendido por lo que los predicadores y maestros, al parecer sin excepción, acusan y culpan al pobre Job, alegando que Dios trajo todas estas calamidades con él porque había pecado en su vida, o porque era autosuficiente, o por alguna otra falla terrible en Job El único testimonio fiable que tenemos de la verdadera situación de Job  lo tenemos hablada por el mismo Señor (Job 1:8), y él afirmó que Job era un hombre perfecto. Perfecto, sí, pero no probado.

 

Ahora, fue Dios que habló a Satanás de Job el le dice: ¿no has considerado a mi siervo Job? (Job 1:8) ¿qué hace Dios sino que deliberadamente guía la mano de Satanás sobre Job, pero él no debe tocar su vida?  Fue debido a que Dios quiso probar a Job y le dio permiso al herrero para soplar sobre el fuego. Tenga en cuenta que no fue idea de Satanás. Fue Dios mismo que trae el tema de Job Satanás fue, se presenta ante el Señor, y Dios pregunta "¿Dónde has estado?" Satanás respondió: "Caminando hacia arriba y abajo en la tierra." Bueno, Satanás ", preguntó el Señor-, ¿has considerado a mi siervo Job? ¿Has notado que teme a Dios y evita el mal?

 

¿Acaso teme Job a Dios de balde?" Satanás replicó. ¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene?  El salmista reconoce y se alegró de este hecho cuando dijo: Sal 91:1 

 

El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente. Sal 91:2 Diré yo a יהוה: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré... "Usted ha puesto un cerco a su alrededor", dijo Satanás, "y no puedo llegar a él"

 

Luego continuó diciendo, Job 1:11 Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia.  Pero el Señor, que escudriña el corazón, quién sabe los que son suyos, y no permitirá que ninguno sea probado más allá de lo que somos capaces de soportar. Por lo tanto, dijo a Satanás: He aquí, todo lo que tiene está en tu mano; solamente no pongas tu mano sobre él. Y salió Satanás de delante de יהוה.

 

Más tarde, el Señor amplió el ámbito de actividad de Satanás y le permitió tocar al mismo Job Con la rapidez del rayo cayó en desgracias, tribulación y aflicción, Satanás hirió  a este hombre de Dios. Todo el infierno se desató sobre él. Sus posesiones se habían ido. Sus sirvientes se habían ido. Su ganado, su familia, y su morada fue como si nunca hubiera existido. Y ahora estaba gravemente enfermo, atormentado por el dolor, y sin siquiera una cama para dormir en ella, se acuesta en las cenizas de lo que fue su hermosa casa a escuchar los argumentos implacables de sus amigos.

 

En un día trágico toda la riqueza terrenal de Job y su gloria se había desvanecido como una niebla ante el sol naciente. Pero Job ¿maldice a Dios por todo este mal? ¿O culpa al diablo? ¿Era un santo  sin comprensión espiritual? ¡No, de verdad! Él rasgó su manto, se rapó la cabeza y cayendo sobre el suelo, Adoró Dios con las palabras inconfundible de reverencia, Job 1:21 y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. יהוה dio, y יהוה quitó; sea el nombre de יהוה bendito. Job fue probado y fue hallado fiel.

 

Job sabía que Dios, a pesar de todas las pruebas externas, a pesar de lo terrible y las desesperadas cosas que le ocurrieron, Dios no lo había abandonado, Dios lo quería, Dios lo vio, Dios estaba preocupado por lo que le pasó, Dios estaba en control de todo, Dios tenía un propósito en todo esto, pasar a Job por el fuego, y Dios era justo. Job tenia que ser probado, su fidelidad y su fe tenia que ser probada para ser un hombre perfecto, la mano de Satanás se movió en su contra pero Dios ganó el concurso, Dios salió vencedor y Satanás salió derrotado. Job derrotó al infierno y fue hallado en gloria, honra y alabanza.

 

1Pe 1:6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,

1Pe 1:7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,

 

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. Santiago 1:2-4 

 

La verdad grande y maravillosa es sólo esta. Satanás no era un salvaje, travieso e incontrolable, gamberro o sicótico suelto alrededor de la Tierra destruyéndola con violencia, con peste, destrucción o muerte de cualquiera que él quisiera. El tema aquí es que no era un loco, diablo malintencionado, odioso indiscriminadamente haciendo cosas horribles a cualquier persona que decidió atacar. No es eso en absoluto. Satanás estaba en una misión espiritual,  él era el instrumento de prueba, en el nombre de Dios, de un hijo de Dios! Esta fue una batalla espiritual. Esto no tiene nada que ver con los pecados graves de la carne. Toda la escena se desarrolla en un ámbito de alta de espiritualidad Satanás es religioso.

 

Cuando Jesús vino en la carne, vino a un mundo impregnado de religión. Entró en una condición provocada por siglos por las enseñanzas de la ley y los ritos y sacrificios de adoración en el templo. En esta se había tejido las tradiciones de los ancianos durante siglos. Había llegado a incluir también el lavado de ollas y tazas, junto con ceremonias de lavado de manos antes de comer y una multitud de otras prácticas impuestas al pueblo por sus líderes.

 

El templo, en la ciudad de Jerusalén, era el símbolo de todo esto.  Toda su vida giraba en torno a ese edificio y a los ritos y sacrificios que los sacerdotes ofrecían en ella. Era el lugar sagrado de la nación y de todos los judíos donde quiera que estuvieran en el mundo. Cada judío tenía el deseo de ir a Jerusalén y a su culto.


Este sistema de religión fue incrustado en la vida de la gente durante largos siglos. Se había convertido en parte de su vida, soportaron todo con esperanza perenne dentro de su corazón que algún día vendría el Mesías y levantaría no sólo este yugo, sino el también del imperio romano. Pero cuando el Mesías vino, ellos no le reconocieron. Toda esta gran masa de ley y rituales, y enseñanza y  tradición construida por ellos impidieron que ellos pudieran reconocer al Mesías. El Mesías no era más que un hombre desconocido, de origen casi desconocido. Jesús trajo una nueva y revolucionaria forma de vida. Era una forma de creer, y no una manera de hacer. La fe en Cristo y la relación con Dios en el espíritu y no consistía en la realización de cualquier cosa, o la observancia externa de cualquier cosa. Era la sencillez en el más alto grado, establecido contra el culto organizado del más alto grado.

 

La revolucionaria forma de vida que Jesús trajo al pueblo estaba en la oposición exacta y completa a la esclavitud en la que la gente ahora se encontraban.
Al pueblo se le enseñó constantemente y se les dio instrucciones que debían observar todas las cosas que los sacerdotes y los fariseos decían, o morirían. Jesús vino y se puso en medio y dijo que todas esas cosas eran inútiles pero si querían la vida debían venir a él y beber de él. Y simplemente por creer en él. Cristo y la fe en él fueron colocados en contra de todas las tradiciones acumuladas de la nación. Él les estaba asegurando que no perderían una sola cosa por venir a él, Y ganarían la vida. Pero, ¿quién podía oír tal cosa en el día de Cristo? De hecho, el mismo Jesús dijo que ningún hombre puede venir a él, si el Padre, que lo envió, no le trajere.

 

Estimados, si vas a cualquier iglesia en cualquier domingo y dices que dejen todas sus formas, todas sus tradiciones, todos sus rituales, todas las ordenanzas, todos los programas, todos sus credos y confesiones de fe, todas sus asambleas solemnes, todas sus múltiples actividades, todas sus comisiones, y simplemente vengan a Cristo y beban de él, usted no perderá nada, pero usted ganará la realidad gloriosa y eterna de Dios para siempre, "¿qué tipo de recepción crees que recibirás? En realidad sería pedir a la gente  renunciar a todo lo que están haciendo y a todas las cosas que han sido dadas por sus ministros y las órdenes y rituales con los que ellos sirven y adoran a Dios. El intercambio de todo esto solo por Dios. Que perdida sería perder solo esto solo por Dios. Sería una carga insoportable para las personas reducirse solo a Dios y poseer solamente nada más que a Dios mismo. ¿Verdad que se ve como algo imposible de lograr? En verdad, Cristo ha sido usurpado por religión y la religión procede de el diablo.

 

Pero vaya conmigo al tiempo cuando Jesús caminó por las polvorientas calles de Jerusalén con sus discípulos. Le había pedido a los doce que pensaran sobre ¿quién era el? Pedro respondió con prontitud! Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios vivo!" Y Jesús le dijo: "Pedro, la carne y la sangre no te lo reveló, sino mi Padre que está en los cielos. En otras palabras, "Este conocimiento no provenía de su mente carnal. No pensaba que esto por sí mismo. Este no es el resultado de su propio razonamiento. Dicha modificación entró en su espíritu por el Padre." Así notable fue esta revelación a Pedro que el Señor le dijo: "Bienaventurado eres, Simón hijo de Jonás" Así que aquí tenemos un ejemplo del Padre trabajando en Pedro, impartiendo sus pensamientos y la comprensión de él.

 

Sólo minutos después, Jesús comenzó a introducir a Pedro el tema de su inminente sufrimiento y muerte. La posibilidad de la muerte de su amado Señor era una perspectiva tan ajena al pensamiento de los discípulos que no estaban preparados para comprender Su presentación de este destino atroz. ¿No era el Mesías? ¿No era el Hijo de Dios? ¿Él no vino a establecer un gran reino? ¿No eran ellos, sus discípulos, para reinar con él en ese reino? Con estas preguntas en mente esta charla de muerte era impensable e inaceptable. Entonces Pedro, que acababa de ser bendecido, lo tomó y comenzó a reconvenirle, diciendo: "ten compasión de ti, en ninguna manera esto te acontezca, Pedro comenzó a reprenderle. ¿Pedro reprendiendo al Señor? La respuesta fue perturbadoramente evidente, muy claro para ser un consuelo para cualquiera de nosotros. El Señor mismo nos da la respuesta, pues, se volvió y dijo a Pedro !Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres... Pedro, el poseedor de la revelación de la identidad de Cristo, el llamado bendito, aquel a quien el Señor acababa de dar las llaves del reino de los cielos. Ahora le dice ¡aparte de mi Satanás¡ 

 

 Cualquier persona podría haber dicho o pensado que este actuar de Pedro, era un idioma de afecto genuino, tierna solicitud y preocupación amorosa. Pero Jesús le responde: "¡Quítate de mi - Satanás!" Y nuestro Señor nunca pronunció palabras en vano o hiso un dialogo inútil y sin un significado definido. Jesús no habló solamente a Satanás en Pedro. Además, Él no le dijo a Pedro que sus palabras sonaban como las palabras de Satanás. Él simplemente se dirigió a Pedro como siendo Satanás.  ¿Sobre qué base? Él habló como un hombre ¿No es esto también lo que Santiago estaba diciendo cuando describió la sabiduría del hombre en estas palabras?: (Stg 3:14-15) Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad;  porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. Podemos ver que la sabiduría del hombre no sometida a las cosas espirituales es diabólica. Nos hacemos un espíritu con Satanás cuando desconocemos la voluntad del Señor. Nuestro proceder se vuelve demoniaco cuando procede de nuestro pensamiento almático. Hablando como un hombre sobre las cosas espirituales. Hablando con sabiduría carnal acerca de las realidades celestiales! En la superficie no parece haber nada malo con lo que dijo. Fue bueno, que amabilidad de pensamiento. ¿Qué pasaba con él? Esto era el producto de uno mismo, procedía de la simpatía humana y no desde el corazón de Dios. Ya ves, mí querido, sí odias la cruz. Satanás odia la cruz. Satanás es religioso, esto procedía de una sabiduría pervertida que niega la voluntad del Padre, sustitutos de la realidad de Dios, imita el poder de Dios, tuerce y distorsiona la verdad de Dios, y suplanta la vida de Dios. Si con nuestras buenas intenciones suplantamos la voluntad de Dios nos convertimos en su adversario, somos Satanás, aunque lo que hagamos tenga apariencia de piedad. La iglesia hace muchas cosas que tienen apariencia de piedad, pero esta toda esta parafernalia ¿En la voluntad de Dios?

 

Culpamos la guerra, la embriaguez, los asesinatos, la pornografía, la codicia, el crimen, la inmoralidad, las drogas, y mil otros males como procedentes de Satanás, sin embargo, el claro testimonio de la Escritura es que estos son todos los deseos de la carne. " Son carne”.  Por otra parte, la actividad de Satanás está en un ámbito religioso, en una dimensión espiritual.

 

¿Entiendes el punto hasta ahora? Satanás ha ocultado su verdadera identidad en el sudario oscuro de la religión.  Jesús nunca dijo que el bebe con borrachos o se deleita en los comensales del glotón, deleitándose con bebedores de vino con quien comió y bebió el mismo Jesús. La mujer sorprendida en adulterio, las prostitutas, los codiciosos recaudadores de impuestos, o al hombre lleno de demonios, nunca les dijo que eran de su padre el diablo. Ni un solo pecador acuso jamás de ser un hijo del diablo. Se reservaba esa distinción deshonrosa solo para los líderes religiosos.

 

En el capítulo 23 de Mateo leemos las palabras más severas que nunca pasó de los benditos labios de Jesús. Él llama a aquellos a quienes él habla, a los hombres de la mas firme corrección religiosa, los mas rígidos, los hombres de la más alta respetabilidad social, a los de mayor piedad formal y pretensión religiosa, no sólo simples miembros de la iglesia, mas los oficiales, diáconos, ancianos, clérigos, los superintendentes, los sacerdotes, pastores, obispos, arzobispos, cardenales, papas de ese día, "a los tontos y ciegos:

 

Guía ciegos, hipócritas, hasta que, en el clímax de su santa indignación, Él dice, Serpientes, generación de víboras, ¿cómo podréis escapar de la condenación del infierno?  

 

Este es el testimonio de la escritura, pero estamos dispuestos a ¿aceptarlo o a no aceptarlo?, lastimosamente el carácter religioso se manifiesta con el mas alto orgullo y esta es la expresión más verdadera de la obra del Diablo entre los hombres.

 

Oh, sí, Satanás es religioso. Somos religiosos,  el vive en las almas de los hombres y controla y manipula el pensamiento de los hombres, la comprensión y su actividad. En verdad los objetivos espirituales están orientados a liberar el poder del hombre nuevo, el hijo interior, el hombre del espíritu. Los objetivos satánicos están orientados hacia el desarrollo del alma. El árbol del conocimiento del bien y del mal (la primera doctrina de Satanás) es un compendio de normas, doctrinas, prácticas religiosas utilizados por la mente carnal que sólo quiere que le digan qué pensar y qué hacer, y hacerlo con gran pompa externa y flores. Todo esto se convierte en el núcleo de una experiencia religiosa y la práctica basada en la fantasía, el mito, el folklore, la tradición, el programa, pompa, ceremonias, rituales, las obras, todo excepto el ¡poder y la vida del espíritu! Esta es la religión  y la religión es la sinagoga de Satanás, es el templo donde Satanás opera.

 

Satanás es tentador, los cebos o su gancho son la religión. Se puede pasar al lado de Cristo y enarbolar la bandera de Cristo con el pretexto de la piedad. El mismo se transforma en un ángel de luz. Satanás se presenta y dice: La escritura dice, escrito esta con el titulo de religión en su frente, esto es lo mismo que decir: La Biblia dice,  Pero sólo porque la Biblia dice algo no lo convierte en verdad si lo que dice de la Biblia es sesgado, distorsionado, mal aplicado, o simplemente la letra de la palabra. Así Satanás envuelve sus píldoras venenosas en azúcar.

 

En la tentación de Jesús descubrimos que este adversario astuto viene sobre el Hijo primogénito de Dios con la Biblia en la mano. Así como en el Edén, el sigue predicando. Predicó al primer Adán, y ahora le está predicando al último Adán. Y en todos estos miles de años el tema no ha cambiado. Satanás todavía sigue predicando escrito está o la biblia dice. Este fue el arma reluciente, el dardo de fuego, el golpe maestro, al igual que cuando le dijo a Eva: ¿con que Dios os ha dicho? ..." "Si eres el Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. "Escrito está”.  

 

Lo que le dio la fuerza inconmensurable a las sugerencias del adversario era su apelación a la autoridad tremenda de la palabra de Dios. Buscó las cosas que ofrece el brillo de la aprobación divina. Fue con la Biblia en la mano que se acercó al Hijo del hombre. Él no es ajeno a las escrituras, porque él es el más antiguo, el predicador más exitoso, desde los albores de la historia. Pero su palabra es distorsionada y pervertida.

 

Es hora de parar, mirar y escuchar: Las pruebas para los llamados a ser hijos de Dios no estará en el bar o en la cama de la prostituta, la prueba definitiva para los hijos de Dios estará en los sistemas de la iglesia del hombre, este es el verdadero desierto.

 

Puedo testificar que los sistemas religiosos no tienen nada para mí. No estoy tentado en ese reino. Mi espíritu detesta, lo detesta con mucha  intensidad. Pero hay un reino, un reino de alta intensidad en el espíritu, un ámbito reservado a los hijos de Dios. Pero antes de que cualquiera de nosotros pueda entrar allí, primero hay que salir del desierto, para aparecer como un hijo manifiesto de Dios en la tierra, nos reunimos allí con Satanás ese reino de lo religioso. Conoceremos gran dragón en las alturas del cielo de Dios. Allí, en su propio desierto Satanás desde su sinagoga. Él estará predicando desde su púlpito en su sinagoga, la sinagoga de Satanás. Él estará predicándole a USTED.  El tema será fidelidad: Si eres Hijo de Dios..." "Dios dijo, sabe Dios….

 

Satanás llevará una palabra a usted que suene tan aplaudible, tan profunda, tan espiritual, tan divina, que, aparte de el discernimiento del espíritu, parecerá ser la palabra del Señor.  Se habla mucho hoy sobre muchas cosas maravillosas, pero te digo no hay más que una línea muy fina entre la verdad más elevada y el mas oscuro error, entre la fidelidad a Dios y nuestra propia divinidad.

 

¿En qué medida el ángel de luz se asemeja a la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo? Ahí es donde reside la última gran prueba, en la más alta esfera del espíritu, incrustada en la más sublime verdad y profundidad del conocimiento de Dios. Esta prueba final es de una dimensión impresionante que nadie más que  un hijo, puede percibir la verdad de la cuestión, y responder como lo hizo Jesús, "Está escrito” No piense que usted se escapará a esta prueba mi amigo. Adán no lo hizo. Jesús no lo hizo. Y tampoco lo haremos nosotros.

 

Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira,  a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia. 2Ts 2:11-12 

 

Tu fidelidad debe ser probada. No solo basta decir o declarar soy fiel, esta tiene que demostrarse. Es por eso que Dios envía un poder engañoso para develar los que son fieles y juzgar los que no lo son. Para develar a aquellos que no confiaron en la verdad y más bien se complacieron en la mentira.

Tal como sucedió a Adán y a Eva la cual tuvo una serpiente para probarlos, los verdaderos hijos de Dios tendrán ahora un dragón (drakon: gran serpiente)  que trae mentira. Es la misma serpiente que alimentada del polvo (tierra) (el ser humano fue formado del polvo) de los deseos perversos de los hombres. Es la bestia que sube de la tierra que tiene dos cuernos como cordero pero que habla como dragón (apocalipsis 13:11) el hijo de la perdición (griego apóleia) en  el griego, el hijo de las ruina. Que puede referirse a un hombre, pero a mi parecer es un sistema satánico formado por los hombres, tipificado en un solo hombre, en singular, pero que representa un pensamiento unísono de perdición y ruina de un sistema que desconoce la voluntad divina. Así como la justicia halló su personificación en Cristo, “el Señor nuestra justicia”, así el “pecado” tendrá su expresión concreta en el “hombre de pecado” que repito puede ser un sistema de hombre que representa y personifica la injusticia y la maldad del hombre.

 

Y dijo יְהוָה: He aquí el pueblo es uno, y todos estos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer. Génesis  11:6 

 

Toda una vida de caminar con Dios me ha enseñado que mi mayor seguridad en mi relación con el Padre, es conocer el corazón de Dios. Fue en conocer al Padre y su voluntad cuando Jesús ganó la victoria sobre su más grande y supremo enemigo. Satanás sabía las escrituras, pero Jesús conocía al Padre. El nombre del Padre, la naturaleza del Padre está siendo escrita en todos los santos hijos de Dios que están participando de la mente de Cristo. Su palabra es espíritu, su palabra es vida, y su vida es el poder para echar el dragón fuera de nuestro Dios. Los hijos de Dios prevalecerán.

 

Es por eso que este escrito habla de ti, habla de ti como aquel que debe  vencer a la bestia. Esa que habita dentro de ti y que hace, no hacer la voluntad de Dios.

 

Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.

 





Comentarios hacia esta página:
Comentado por juan moreno, 28-03-2015, 06:26 (UTC):
dios te bendiga

Comentado por obed burciaga de mexicali b.c , 05-08-2014, 20:54 (UTC):
La paz de DIOS sea en su corazon y en cada uno de los fieles alla. pertenesco a una congregacion centralista donde todabia se presiona con respecto a los diezmoz, sin el deseo de pareser desobediente . pero yo doy como dice el apostol san pablo .no me preocupa no estar e, la lista del diezmo por que en mi ciongregacion es donde tenemos nesecidasd . me gustaria recibir un estudio sobre este asunto y sobre el uso del velo a las hermanas de la congregacion de antemano bendiciones DIOS le pague



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje: